Marco Antonio Núñez, presidente de la Cámara de Ópticas de Chile, dijo que “la experiencia internacional respalda esta medida, ya que en la mayoría de los países de la OCDE se determinó el funcionamiento de los establecimientos de ópticas como establecimientos esenciales para la salud”.

 

La Cámara de Ópticas de Chile respondió a las declaraciones del ministro de Salud, Enrique Paris, quien cuestionó en esta jornada su condición de establecimientos esenciales para la salud durante la pandemia.

“No sé por qué las ópticas figuran como lugares indispensables, o algunas oficinas de las compañías telefónicas. Hay que trabajar en la movilidad”, dijo el secretario de Estado en Radio ADN.

Al respecto, el doctor Marco Antonio Núñez, presidente de la agrupación, aseguró que los servicios que prestan las ópticas sí son esenciales para la calidad de vida de los ciudadanos.

“Los anteojos con fuerza dióptrica, particularmente los de alta capacidad de corrección; los lentes de contacto desechables; los líquidos asociados a su uso, mantención e higienización; los anteojos de seguridad diseñadas para el personal de salud; el aumento del uso de pantallas (teletrabajo y estudios) y la necesidad de corrección de la presbicia; los audífonos y otros elementos de salud auditiva son algunos de los productos y servicios que como industria prestamos y que, evidentemente, son esenciales para la calidad de vida de nuestros ciudadanos”, detalló.

El presidente de la entidad agregó que “la experiencia internacional respalda esta medida, ya que en la mayoría de los países de la OCDE se determinó el funcionamiento de los establecimientos de ópticas como establecimientos esenciales para la salud”.

Núñez indicó que “las ópticas de Chile han implementado todas las medidas de protección de los ciudadanos y su personal durante este período, por lo que le solicitamos mantener la categoría de establecimientos esenciales de las ópticas y laboratorios ópticos”.

 

Fuente: www.lanacion.cl